Cuello de la Camisa

El cuello es de los primeros detalles que nos fijamos al comprar una camisa. Van desde lo clásico a lo moderno y es importante que te sientas cómodo, eligiendo el más adecuado para ti. Para eso te dejamos una breve explicación de los principales tipos de cuellos que hay.


Cuello inglés
Es el cuello tradicional de las camisas de vestir, viene de las sastrerías de Inglaterra y su corte es formal con palas y puntas alargadas y rectas. El largo de las palas dependerá del diseñador.

El nudo de la corbata debe tenerse en cuenta con este tipo de cuello. ¿Por qué? Porque el nudo se debe ajustar en función de la distancia y el largo de las puntas. Es decir, mientras más largas sean las puntas, debes usar un nudo más pequeño. Mientras que más cortas sean las puntas, debes usar un nudo más grande, como el windsor.

Este tipo de cuello se suele utilizar con traje.


Cuello italiano
El eterno rival en cuanto a popularidad del cuello inglés. Su versatilidad le ha hecho ganar puntos en el clóset del hombre y, aunque se parece bastante a su rival, la apertura de las palas y las puntas, facilita todo tipo de nudos de corbata. Es un poco más moderno y podríamos decir que es el favorito de The Qualis, ya que es formal pero versátil, queda bien con y sin corbata. Además favorece a todo tipo de rostros, especialmente a los cuellos cortos ya que deja más aire entre el cuello y la cara.

Cuello francés
Es también uno de los cuellos más utilizados. Su longitud es más larga que la del inglés y el italiano, pero la funcionalidad –en cuanto a corbata se refiere– es la misma, ya que admite nudo simple y doble.


Cuello americano o Botton Down:
Es uno de los aportes americanos de un básico a cualquier clóset masculino. En Estados Unidos y Chile está permitida su utilización con el traje, corbata y chaqueta. Mientras que los europeos, piensan que sin duda no es recomendable usarlo con corbata y se debe guardar para looks más casuales.


Cuello mao
Inspirado en Mao Zedong, dirigente de la República China. Este cuello no
lleva corbata y ofrece un toque más informal al look.

Cuello smoking
Es el más elegante de todos, muy popular en los años 50. Las puntas del cuello van suspendidas en el aire, por lo que el uso de la humita o corbatín se hace obligatorio. Se recomienda vestir con frac.